Obtenga la lealtad de sus clientes sin sacrificar sus utilidades

                 Obtenga la lealtad de sus clientes sin sacrificar sus utilidades

Es más rentable y menos costoso para las empresas fidelizar los clientes que ya tienen, que andar buscando continuamente clientes nuevos porque deben reemplazar los que ya perdieron. En este sentido he enfocado mi obra y he logrado beneficiar muchas empresas que se identifican con mis propuestas, porque además de desarrollar una venta más humana, comprueban diariamente el aumento de sus ganancias. Cuando entendemos que se necesitan muchos más recursos para adquirir un nuevo cliente que para retener a un cliente existente, y que ellos pueden estar muy contentos con el servicio, la buena atención, la calidad de los productos, y aun así, se van a comprar productos de los competidores porque les ofrecen precios más bajos; también entenderemos que necesitamos cambiar las estrategias, con el fin de ganar la lealtad de nuestros clientes sin sacrificar las utilidades.

 Si sabemos que los clientes se van de nuestro lado cuando en otra parte les ofrecen una oferta mejor, tenemos que descubrir en qué estamos fallando porque la solución no está en rebajar los precios u otorgar descuentos, sino en encontrar nuevas formas de conectar con ellos, ofrecerles excelente servicio y la mejor calidad en los productos. Sin embargo, no basta con la amabilidad, buena atención y esmero por solucionar sus necesidades. Tenemos que ir más allá y mantener pendiente de los pequeños detalles, que mejoran la experiencia de nuestro cliente. En mi libro “La estrategia elicda para fidelizar clientes” yo propongo algunas acciones que garantizan la lealtad de los clientes, si las llevamos a la práctica de manera simultánea. A esas acciones quiero referirme de manera breve en los siguientes párrafos:

1-        Revisas el trabajo interno de tu equipo de ventas, ya que es necesario ordenar primero la casa, antes de salir a proyectar la imagen afuera con el objetivo de fidelizar los clientes.

2-        Compruebas la calidad de comunicación que existe tanto al interior de tu equipo de trabajo, como la externa con los demás, para que puedas garantizar una comunicación efectiva con los clientes. Las buenas conversaciones ayudan a entender mejor los tipos de necesidades que tienen, y a que ellos se sientan importantes.

3-        Analizas y comprendes la información que tienes disponible. Los clientes necesitan experimentar que están negociando con alguien que sabe lo que está haciendo, que conoce a fondo sus productos, y que además conoce sobre el comportamiento humano, porque eso ayuda a fortalecer la relación.

4-        Descubres la magia del servicio al cliente con empatía. Así entenderás que no basta simplemente con ser amable, sino que debemos ponernos en su misma perspectiva hasta lograr sentir lo que él siente, y poder llegar al corazón del cliente para que nos considere su amigo

5-        Educas al consumidor en el uso de los productos. Cuando educas al consumidor, él establece una relación positiva con tu producto y lo sabrá aprovechar de la mejor manera. Si le das instructivos ellos descubrirán formas novedosas de usarlos, te agradecerán porque esa información enriquece la experiencia, y le permite conocer todos los beneficios, incluyendo los económicos

6-        Practicas la innovación constante. Esto evitará que entres en rutina y por lo tanto mantienes viva la curiosidad de los clientes por encontrar nuevas experiencias. Saber qué diferencia a nuestro negocio del de la competencia nos dará las bases para innovar, y proporcionar la satisfacción del cliente siempre de una manera distinta.

7-        Ofreces al cliente experiencias inolvidables. Las experiencias emocionales tienen un efecto duradero en el cerebro humano en comparación con las simples interacciones transaccionales. Esas sensaciones que experimentan los clientes al tener un buen servicio o al probar un producto, son vital para el desarrollo de nuestro negocio y para la fidelización de clientes. Cada experiencia cuenta y por muy pequeña que parezca, el cliente le dará mucho valor.

8-        Haces seguimiento consciente más allá de la simple post-venta.  No se trata de contactarlos solamente cuando tienes algo para venderles, sino de fortalecer lazos de amistad con ellos. Es importante la retroalimentación porque además tienen los datos que necesitamos, son quienes nos marcan la ruta a seguir; de esta manera detectamos los aspectos que debemos mejorar, y cuáles son las experiencias que mayores satisfacciones le dan

9-        Conquistas el círculo de influencia. Influir positivamente en la familia de tu cliente, en las amistades que él tenga, en su círculo de influencia cercano, además que representa para ti la posibilidad de aumentar tu número de clientes, es un factor determinante para seguir obteniendo la lealtad. Esto sucede por la retroalimentación que se produce en la comunicación entre ellos. El ser humano es influenciable por naturaleza y si les has impactado con experiencias inolvidables, no dudarán en recomendarte mutuamente.

Finalmente, el hilo conductor que une los 9 puntos de esta estrategia son los valores morales, pues si no tenemos valores morales jamás conseguiremos la lealtad de nadie. Con estos solidificamos una relación más estrecha con los clientes basada en la confianza, que es determinante para lograr la lealtad de los clientes.

Abrir chat